Menu

0

0,00 €

Este proceso se realiza usualmente en motores que tienen horas de uso a sus espaldas, en los cuales se ha producido una rotura, generalmente por un fuerte gripado del pistón. Normalmente cuando ocurre el gripado del cilindro-pistón solo se reemplaza el pistón y/o el cilindro, sin tener en cuenta el estado de la biela, que conlleva a que el pistón tienda a apoyarse más hacia un lado. En motores 4 Tiempos este hecho puede acarrear un excesivo consumo de aceite y un mal funcionamiento del motor. Este método empleado suele ser muy útil si la biela aún está dentro de su vida útil, pero tiene cierto desalineado, y no se ve necesario su reemplazo por el sobre coste de tiempo y dinero que supone desmontar el motor completo para sustituir la biela.

Deja un comentario

Añadir comentario